top of page
  • davidsalassdej

Figuras del Adviento

Querida comunidad San Pablo Apóstol, amigos, familia y conocidos. Estamos a punto de empezar un nuevo #AñoLitúrgico con la celebración del primer Domingo de #Adviento. Es un tiempo del año litúrgico muy bonito porque está todo cargado de esperanza. La #CoronaDeAdviento y el arbolito de Navidad con sus colores verdes nos recuerdan la vida, la armonía

y la unidad. La misma palabra "Adviento" indica algo cuyo resultado no está garantizado de antemano, sino que es objeto de esperanza. Depende mucho de la vigilancia de cada uno. Lo malo es que muchas veces, por diferentes razones, nos encontramos sumidos en la oscuridad. Es por eso que las velas de la corona de Adviento tienen sentido: nos iluminan en nuestra vigilancia.

El Adviento está acompañado de algunas #figuras que nos pueden ayudar a vivir este tiempo con esperanza. Aquí les comparto algunas de ellas.


1. El que clama en el desierto

Ojalá pudiéramos decir que nuestro tiempo no es un #desierto. Sin embargo la violencia, la crisis económica, la crisis de salud, las guerras, etc. nos ponen de nuevo en pleno desierto. Pero ojalá también que nunca falten voces en nuestro desierto que, como la de Juan Bautista, gritan pidiendo bendición y salvación. Hacen falta voces que "llamen al hombre a intentar oponer la conversión del corazón como un dique resistente frente a la fuerza del desierto que avanza amenazando con arrollarlo y sepultarlo". ¿No podría ser tu voz una que clama en este desierto?


2. El ángel mensajero

El Adviento conoce la presencia de ángeles discretos. No son los ángeles de la Navidad todavía, que anuncian con júbilo y gloria. Los ángeles del Adviento van en silencio y sin ser notados entran en nuestra vida anunciando las maravillas de Dios, para el que no hay imposibles. El Adviento siempre nos trae un mensaje y si ya no somos capaces de percibirlo, si nos hemos resignado a la oscuridad, si no somos capaces de captar el silencioso paso de los ángeles mensajeros, entonces estamos perdidos. Debemos creer en la semilla esparcida por los ángeles y al mismo tiempo ser nosotros ángeles portadores de un mensaje. ¿Quién ha sido para ti ángel mensajero en este tiempo? Agradece a Dios por esa persona.


3. Nuestra Señora

María es la figura consoladora del Adviento. En ella tenemos un puente que cruza hasta la otra orilla, para penetrar en el mundo de lo humano-divino. En María se cumple el presentimiento y el deseo de la tierra: presentarse ante Dios con calor de salvación. "Que Dios se hiciera hijo de una madre, que pudiera ir por la tierra una mujer cuyo seno estaba consagrado para ser templo santo y tabernáculo de Dios, es ciertamente la consumación de la tierra y el cumplimiento de sus esperanzas". ¿Encuentras en María luz y consuelo?


En conclusión. Al empezar el Adviento, teniendo presentes estas figuras, pidamos:

  • Estar atentos para oír los consejos de los mensajeros del Señor y, mediante la conversión del corazón, dar fruto en nuestra vida.

  • Una mirada clarividente para distinguir los mensajeros discretos que pasan por nuestra vida y la capacidad de ser nosotros mismos mensajeros de consuelo.

  • Fe en la santificación maternal de la vida en la figura de la bendita mujer de Nazaret. La vida ha sido arrebatada a los poderes crueles y sin corazón.


¡Buen camino de Adviento para todos!

P. José David Salas Garfias, S. de J.


0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Kommentarer


bottom of page